sábado, 17 de septiembre de 2016

Peavey Valveking Royal 8, Red Label


Red Label

Fue en Austin, Texas el el NAMM del 2006 cuando Peavey presento el ValveKing Royal 8, publicitándolo como: "...amplificador de guitarra en real clase A, diseñado para dar a sus usuarios el punch, la dinamica y los tonos que han inspirado los más grandes riffs del rock ‘n' roll. El ValveKing Royal 8 maneja 5 watts sobre una carga de 8 ohms, con una válvula de salida EL84 en configuración single-ended y un tubo 12AX7 como previo, para una gran potencia y ganancia, sin feedback negativo...". Vamos, la típica charla de marketing que vende como novedad lo que ha sido la esencia del producto desde siempre.
El Royal 8 no suena mal, pero tampoco suena bien, le falta chicha, profundidad y en un Peavey uno esperaría un poco de mala leche. La opinión general  es que es bastante ruidoso en vacío, casi molesto, por eso se encuentran kits para mejorar el filtrado de alimentación.
En el Royal 8 conviven componentes de gran calidad, como el interruptor general, un Carling, con otros francamente mejorables, cositas tan básicas como la tornillería, de aleación muy blanda, o el (demasiado) humilde altavoz.

Si en mi anterior trabajo con miniválvulas, el AC4, la modificación fue muy "conservadora" en el Royal 8 ha sido "radical".
El objetivo de la modificación es conseguir un ampli con un nivel de ruido mas bajo y con más pegada y definición repetando el timbre original.

El interruptor de Cut,
La forma mas ortodoxa de conseguir mas caña seria instalar otra válvula y usarla como etapa de amplificación extra, esta solución genera unos cuantos inconvenientes. De entrada no veía claro donde ponerla y si le encontraba sitio cambiaría la impedancia del circuito, además  no me apetecía bobinar un trafo mas grande, para poder alimentar los 300mA de los filamentos y  alguna complicación mas a la cual no quería enfrentarme. ¿La solución?: Recortar la señal, un interruptor opera un circuito, que mediante un conjunto de diodos GE y Leds a masa hace el trabajo. Con él encendido el bicho distorsiona lindo... a costa de perder algo de volumen, quizás podría haber añadido un mosfet que subiera un pelo la ganancia, pero el sonido no hubiera sido 100% valvular, no soy un integrista, pero el día que me ponga a alterar una señal válvular con mosfets, pienso darle un enfoque mas Dumble Overdrive Special.
Una pega que suelen tener estos minis es que el pote de tono parece puesto de adorno, realmente se nota muy poco su efecto en el sonido, mas allá de un todo/nada, juguetear con los condensadores no me dio resultado efectivo así que instale un seguidor de tensión para "preparar" la señal, lo podría montar con medía válvula, pero lo dicho antes también vale ahora y la solución esta vez si que fue usar un mosfet de alta tensión... y si!, ahora parece que el pote de tono esta para algo mas que de adorno. ¿Por que usar un mosfet como seguidor y no haberlo querido usar antes como amplificador? Un mosfet como seguidor no altera nada el sonido, juran los gurus, pero como amplificador "deja huella".

IRF820. Alta Tensión
Buscando más saturación, con el ampli calentito, monte resistencias de placa de carbón, si originalmente eran de 1W, francamente exagerado, ahora son de 1/4W, prácticamente el limite inferior de disipación necesario, esto debería provocar que se generen armónicos, puede que a costa de una vida útil inferior. Esto de entrada intimida, pero reflexionemos: Las resistencias son muy baratas y muy fáciles de cambiar, sobre todo si sabes donde buscar la "culpable".

El altavoz de serie es muy medioso, oscuro, limitado. Me habían recomendado los Wunderton, como una opción a los Celestión y Jensen Mod8 que suelen ser el reemplazo obvio en los minis. El altavoz, me sorprendió agradablemente, son ligeramente mas baratos, están fabricados/importados en Barcelona y pasan por ser clones de los Beyma.

StandBye
Se repasarón componentes, sustituyendo los críticos por unidades de mas calidad. Los condensadores de acoplo por WIMA y los de linea de polietileno, los electrolíticos de la parte fuente ahora son de mas voltaje, capacidad y mejor calidad para luchar contra el Humm.
Puede ser un problema pasarse con la capacidad de los condensadores de filtro, el trafo de alimentación es muy justo y en la primera carga la fuente exige mucho de el. Hice un calculo de la potencia que puede suministrar el trafo de serie, aproximado no conozco la aleación de las chapas,  y al final aumente la capacidad en un 20%. Al tacto y tras el uso el trafo no se calienta.

El resto de la modificación son mis típicas manías personales, instalar Standbye, patas mas gordas y cerrar el chasis. Standbye por que todos los amplificadores de válvulas lo necesitan y más los clase A, no siendo excusa decir: Pero si es muy pequeño!. Las patas más gordas no transmiten directamente los graves al suelo, además permiten que los jacks pasen por debajo lo que ayuda a la hora de recoger.
El chasis de tipo bandeja deja una cara abierta, por la que pueden colarse interferencias, por eso se ha blindado la parte interior del mueble con cartulina metalizada.

El resultado es un amplificador muy rockero para tu dormitorio o el estudio, Un Peavey muy Peavey y mucho Peavey.

Peavey, punto.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Como lo ves?